El Molinillo

El Molinillo
Ver desde dentro el problema y el abandono sería lo mejor que podría pasar para que la sensibilidad de todos se uniera y por una vez el sentido común sirviera para recuperar esta joya de nuestro pasado y nuestra cultura.

Vidrios de Cadalso

Vidrios de Cadalso
La producción de los hornos de Cadalso tiene éxito en origen por la simplicidad de la decoración y de las formas. Muchas de éstas son tradicionales, y fueron anteriormente usadas por la orfebrería. Más tarde durante los siglos XVI al XVII se ven influidas por las venecianas.......

miércoles, 5 de mayo de 2010

Nuestros arroyos. El Tórtolas

El arroyo de Tórtolas llamado en el pasado arroyo de Tórtoles por las tórtolas o palomas que junto a su ribera habitaban es el más importante y caudaloso de Cadalso, nace en los montes de Rozas de Puerto Real y se introduce en Cadalso recorriendo el bello valle de su mismo nombre recorriendo nuestro pueblo de oeste a norte casi en línea recta hasta la zona denominada el Boquerón y el Lagar donde gira para salir de nuestro término y dirigirse por tierras de San Martín hasta su desembocadura en el Alberche, pasando junto a los Toros de Guisando.

Durante siglos sus aguas han servido para beber y para el regadío de los cadalseños que sembraban y aún hoy lo siguen haciendo todo tipo de verduras y hortalizas en los muchos huertos que se suceden durante todo su recorrido en nuestro pueblo, desde el Valle, la Peluquera, Prao de Tórtolas, Puente, el Lagar, el Boquerón….hasta el Coto y los Cantos de la Horca el arroyo de Tórtolas siempre ha servido para que los cadalseños regaran sus pequeños huertos realizando en verano al bajar el nivel del agua las famosas “pesqueras” con ramas y barro para asegurar el riego, también durante su recorrido se hicieron durante siglos infinidad de pozos con su “cristo” para poder sacar el agua. En el Prao de Tórtolas hoy prácticamente desaparecido bajo las aguas del pequeño pantano, las mujeres bajaban a lavar la ropa junto a sus maridos, luego subían todo a lomos de la mula o el borrico. Otra de las costumbres ya desaparecidas era la de bajar a lavar el colchón con los padres y las amigas las novias casaderas, el día transcurría entre bromas y anédotas y al atardecer todos subían la cuesta de Tórtolas cantando y riendo.
Se podrían contar cientos de historias de nuestro querido arroyo, pero como yo se que cada uno de vosotros tiene las suyas propias es mejor mirar las fotos y simplemente recordar ese montón de recuerdos que todos hemos vivido junto a nuestros padres y abuelos en los huertos y viñas junto al arroyo más cadalseño, el arroyo de Tórtolas.

Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso.

1 comentario:

tony monton dijo...

Hace ya más de 20 años me dediqué con mis hermanos a limpiar el arroyo que separa las viñas del boquerón y de los cantos del a horca. Desde el depósito antiguo. Conseguimos que corriera alegre de nuevo. Cuando llegamos a donde Csacarillas tenía las ovejas nos dijo, no os esmeréis tanto que un día viene una riada y se lo lleva. Así fue.

Otro mal día........ (esa es otra historia)