Somosierra

Abedular de Canencia

miércoles, 2 de febrero de 2011

Las anillas y argollas de Cadalso



  Anillas y argollas donde se ataban las caballerías en Cadalso




Anillas y argollas  fueron  durante siglos  elementos comunes  de nuestras calles  cadalseñas con la  misión de
atar a ellas las caballerías en la puerta de nuestras casas. Quién no ha tenido una de estas anillas incrustada en la pared de casa y quién no ha tenido la gran suerte de ver a nuestros padres o abuelos atar ahí a la mula o al borrico?




Hoy cuando la vida ha tomado otros derroteros y las caballerías ya no forman parte de la vida y el trabajo de los cadalseños, estas anillas siguen estando en muchas de nuestras casas, adornando las calles y siendo testigos mudos del pasado agrícola de Cadalso




No son pocas las anillas que podemos encontrar en nuestro caminar por las calles, os sorprenderíais de tantas como hay a pesar de llevar años sin utilizarse y de haber desaparecido las que colgaban de aquellas casas que ya fueron derribadas o restauradas.




Pero pensemos que no son unos objetos cualquiera, son parte de nuestro pasado y de nuestra costumbre, y poder ver hoy estas argollas es tener la oportunidad de recordar nuestro pasado y nuestra historia. Por eso yo desde aquí me gustaría solicitar a quien corresponda que todas estas anillas, argollas y en algunos casos herraduras o incluso clavos,  pasen a formar parte de nuestra cultura cadalseña y por lo tanto estén protegidas.

No es ninguna tontería lo que digo, cada cosa por muy insignificante que sea es parte de un pasado y de unas costumbres y solo por respeto a las personas que un día las usaron deberían formar parte para siempre de nuestro entorno y nuestra cultura popular.




Y solo así, algún día cuando nosotros ya no estemos, otros nos lo agradecerán y se sentirán orgullosos de haber recibido un legado que ellos ya no habrán conocido funcionando, pero que podrán observar gracias a unas personas como nosotros que simplemente hemos tenido la suerte de haber sido el puente entre el Cadalso de ayer y el de mañana.




No desaprovechemos hoy lo que tenemos en nuestras manos, porque si nos lo dejamos quitar mañana nos arrepentiremos y ya será tarde para recuperarlo como nos ha ocurrido con otras muchas cosas.

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Di que sí Pedro, a mi cuando era pequeña me hacía muchas gracia y no entendía muy bien para que servía, hasta que me explicaron que era para "aparcar" la mula o el borrico... y no debe perderse.. por que como dice mi suegro de aquí a nada volvemos otra vez a movernos en burro... tal y como están las cosas jajaj un saludo.

Anónimo dijo...

No es lo más importante de conservar pero por algo se debe empezar, además esto no creo que cueste mucho, solo es conservarlas y volverlas a poner si se hace la casa nueva. Pero si esto no se hace imaginaros todo lo otro que eso si cuesta y mucho.

Mariano

Anónimo dijo...

Si estas anillas estuvieran en Navalcarnero ya estarían protegidas hace años. Habéis observado este pueblo, eso es hacer una buena gestión por y para tu pueblo.

Mariano.