El Molinillo

El Molinillo
Ver desde dentro el problema y el abandono sería lo mejor que podría pasar para que la sensibilidad de todos se uniera y por una vez el sentido común sirviera para recuperar esta joya de nuestro pasado y nuestra cultura.

Vidrios de Cadalso

Vidrios de Cadalso
La producción de los hornos de Cadalso tiene éxito en origen por la simplicidad de la decoración y de las formas. Muchas de éstas son tradicionales, y fueron anteriormente usadas por la orfebrería. Más tarde durante los siglos XVI al XVII se ven influidas por las venecianas.......

jueves, 31 de enero de 2013

Camino de Santiago. Camino Francés Estella-Los Arcos. ( Navarra )


Camino de Santiago. Camino Francés. Etapa 6

Estella - Los Arcos. Navarra ( 22 kms. )







 
Después de una opípara cena y de un buen descanso en la Pensión San Andrés, situada en la Plaza de Santiago en pleno centro de la ciudad, toca levantarse. Estella nos despierta con lluvia, las calles mojadas y un poco de frío húmedo. Esta ciudad nació a la sombra del castillo de Lizarra hace unos 1000 años, aprovechando el estímulo y la iniciativa del Camino.

 
La Plaza de Santiago desde la terraza de la Pensión San Andrés en Estella 
 
El nombre de Estella le viene dado por un milagro que ocurrió en el año 1085, cuando una lluvia de estrellas guió a unos pastores hasta la estatua de Nuestra señora del Puy, llamando al lugar desde entonces Lizarra en vasco y Estella en castellano que significa estrella. Esto lo puede corroborar nuestra buena amiga y peregrina Estrella, estellesa o lizarratar.

 
El río Ega a su paso por Estella

Bañada por el río Ega, Estella siempre fue un paso importante del camino de Santiago. Iglesias  como San Pedro de la Rua, San Miguel Arcángel del siglo XII, la románica Santa María, la de San Juan, la del Santo Sepulcro y la Basílica de la Virgen del Puy dominando la ciudad desde lo más alto, sin olvidarnos del Palacio de los Reyes de Navarra, así lo atestiguan.

 
Antiguo Ayuntamiento de Estella 
 
Monasterio de Irache
 
Una suave subida nos conduce hasta Ayegui para continuar por un camino de gravilla hasta el Monasterio de Irache, a la sombra de la montaña de Montejurra.
 
        Enlace Monasterio de Irache

 
 Peregrinos en el claustro del monasterio de Irache
 
Aquí se necesita un buen descanso, no por el camino recorrido, corto aún, sino por la belleza del Monasterio que no debemos dejar de visitar y también pero menos por la vecina fuente del vino, a la derecha del camino y justo enfrente del monasterio. Aquí, aunque parezca mentira, una fuente de vino y otra de agua están siempre a disposición de los peregrinos, regalo de las Bodegas Irache.

 
 
 


Un buen trago de vino y continuamos hacia Azqueta, pequeño pueblo que se divisa desde lo lejos y que nos recibe también con intensa lluvia. La Iglesia de San Pedro, cerrada a nuestro paso nos dice adiós camino de Villamayor de Monjardín


Iglesia de San Pedro en Azqueta 

Villamayor se encuentra a solo 2,5 km de Azqueta, situado en la ladera del monte Monjardín de 894 m.
 
 

Es octubre, los peregrinos humanos son bastante escasos, y más con este lluvioso día, pero también otros peregrinos como este caracol avanza por el camino, es más lento pero más llamativo, tanto que me paro, me arrodillo, acerco mi cámara y disparo. Y he aquí el resultado.

 
 
 
 

 

Estamos llegando a Villamayor de Monjardín y lo primero que encontramos es esta fuente cisterna de estilo gótico a la derecha del camino, llamada Fuente de los Moros. Unos escalones nos conducen hasta el agua fresca de la fuente, al fondo se puede ver ya la torre de la iglesia de Villamayor, pueblo situado en la ladera del monte Monjardín y en cuya cima se encuentra el castillo de San Esteban de Deyo.

 
 
 
 
Nada más entrar en Villamayor nos recibe la iglesia románica de San Andrés Apóstol del siglo XII. Como quiera que la iglesia se encuentra cerrada, continuamos hasta el albergue donde sellamos nuestra credencial. La portada románica es uno de los elementos más importantes, destacando sus arquivoltas y los capiteles, así como los herrajes medievales.
La obra cumbre de esta parroquia es la Cruz de Monjardín. Dicen que es la cruz procesional más antigua de Navarra, datando de los primeros reyes de Pamplona y de la toma del Castillo de Monjardín en el siglo X, lugar donde estuvo durante años, cruz que al estar la iglesia cerrada no vimos, lástima.

Villamayor de Monjardín  
 
Por una estrecha calle cementada abandonamos el pueblo para tomar un camino de tierra que entre viñas nos va alejando de Villamayor.


 

Solo las viñas y algún solitario árbol nos acompaña en este tramo infinito, vacío y totalmente solitario, pero que también se agradece por la tranquilidad y porque, aleluya, ha dejado de llover…por ahora.
 
 
 
 

Llegando a Los Arcos, se divisa a la derecha un monumento que destaca en lo alto de una colina, con un bello fondo de montañas, donde hoy juega la niebla. Es la Basílica de San Gregorio Ostiense, importante obra del barroco navarro.
 

Basílica San Gregorio Ostiense (Sorlada-Navarra) 
 
Endrinas o arañones, fruto silvestre con el que se elabora el pacharán.  
 

Y por fin Los Arcos, ciudad que ya existía en la época romana, llamada ciudad de los judíos en la edad media. Con un casco urbano de estilo medieval, la ruta jacobea discurre por la calle mayor donde podemos ver edificios nobles con casas blasonadas.

La Iglesia de Santa María de origen románico, siglo XII, se le han ido con el paso de los siglos añadiendo elementos góticos, renacentistas, barrocos, dándole un extraordinario valor.

 
Portada plateresca de la iglesia de Santa María 
 
En el interior destaca el retablo mayor del siglo XVII presidido por la imagen gótica de Santa María, así como su gran órgano y otros retablos de estilo rococó y barroco.

 
 
 
Al anochecer atravesamos el Portal de Castilla camino del reparador sueño que nos ayudará a descansar y volver mañana a tomar es camino en este mismo portal junto al puente sobre el río Odrón. Antes de conciliar el sueño, la mente vaga por los lugares hoy recorridos, es una forma de volver a sentir y vivir el camino, es dejarse llevar por tanta historia y tanto arte.
 

 Portal de Castilla. Los Arcos
 
 
 



Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso
 
Enlace Etapa 7 Los Arcos-Viana-Logroño


martes, 29 de enero de 2013

Bodega Fuentegalana. Navahondilla ( Ávila )


El pasado sábado visité una bodega situada en el término de Navahondilla, aunque no está dentro de Cadalso, si pertenece a un cadalseño de pura cepa, que ha sabido mantener la tradición vitivinícola que un día le transmitieron su padre y abuelos.
Hoy Juan Ramón y su esposa María Luisa comparten junto su hija Cristina la ilusión y el trabajo para sacar adelante esta preciosa bodega donde elaboran unos de los vinos más apreciados de la zona.
Es conocido que Navahondilla y su desaparecido poblado de Majadillas, pertenecieron a Cadalso hasta 1833, año en el que pasó a formar parte de la provincia de Ávila.
Durante muchos siglos estas tierras conocidas como “Tierra Cadalso” pertenecieron a cadalseños que supieron sacar adelante la producción de estas viñas y los bosques colindantes donde siempre pastaron las ganaderías cadalseñas de Román Abad y Ricardo Sáez. En la actualidad sólo algunos propietarios cadalseños siguen manteniendo estas viñas, las ganaderías hace años que desaparecieron, y solamente el espíritu emprendedor de Juan Ramón, es la mecha que aún mantiene encendida la vida en estos antiguos lugares tan unidos a Cadalso en estos días del siglo XXI. 




A través de estas líneas sacadas de la web de Fuentegalana, vamos a conocer y apreciar la gran labor de esta familia, que mano a  mano están obteniendo unos excelentes vinos y lo más grande, recuperar una tradición que en los últimos años parecía estar acabándose.
Os deseo lo mejor y mucha suerte en esta difícil labor del vino, aunque se que con vuestro gran entusiasmo, con la profesionalidad que emana de cada uno de vosotros y  con la ilusión que ponéis en cada momento, estoy seguro vais a conseguir las metas propuestas.
 
 
Un abrazo y adelante.
Pedro Zorro Corredero




Historia
 
En el municipio de Navahondilla, situado en las últimas estribaciones de la Sierra de Gredos, al suroeste de la provincia de Ávila, se encuentra la “Finca Fuentegalana”. Esta es adquirida por Severo Carrillo en el año 1942 y a partir de 1982 pasa a manos de su hijo Juan Ramón. Vinculada a la producción de vino desde hace siete décadas, la familia Carrillo, se ha volcado desde principios del siglo XXI, en la elaboración de unos vinos cuyo nombre tiene reminiscencias históricas muy próximas, “Toros de Guisando”, lugar donde el rey de Castilla Enrique IV y su hermanastra Isabel I de Castilla, era proclamada Princesa de Asturias, y por lo tanto, reconocida como heredera de la Corona de Castilla, en el año 1468.

La primera transformación que se realiza en la finca origen en el año 1982, se produce al cambiar la plantación de la variedad Airén por la Cariñena, y, aprovechando la existencia de agua procedente del manantial que da nombre a la finca, se instala en toda ella el riego por goteo. Igualmente el sistema de cultivo en vaso se cambia por el de espaldera a doble cordón.

Juan Ramón junto a la hoy enorme sequoia que un día plantó hace casi cincuenta años.


El microclima de esta finca no beneficiaba a esta variedad de ciclo largo, por no terminar de madurar debido a las temperaturas extremas que se producen en ella, y se decide realizar una segunda transformación. Se estudian las variedades que mejor puedan adaptarse, concluyendo que tanto la Syrah como la Merlot son adecuadas, por su ciclo corto de maduración y variedades a las que los gradientes térmicos que se producen en la finca con días calurosos y noches frías, son muy apropiados para una mayor concentración de polifenoles. Con estas variedades, durante los años 2000 al 2003 se reinjertó todo el viñedo en aquel momento existente, con un éxito espectacular del 100%. En el año 2004, se presenta un proyecto de reestructuración y reconversión de viñedo a la Junta de Castilla y León, que es aprobado y ejecutado en el año 2005, donde se plantan 6.8 Has. en otra finca lindando con Fuentegalana y que pasa a formar la misma finca.

Ese mismo año, bajo el mismo proyecto de reestructuración y reconversión de viñedo, es aprobada otra plantación en otra finca muy cercana a Fuentegalana, en el mismo término municipal de Navahondilla, llamada Majadillas que es puesta de Tempranillo. Años sucesivos se incorporan las fincas llamadas Pradocerrado, El Torreón y La Vía, todas ellas en el término municipal de San Martín de Valdeiglesias (Madrid) y puestas de la variedad Tempranillo, por un contrato de arrendamiento por tiempo indefinido.
En el momento actual Finca Fuentegalana dispone de alrededor de 16 hectáreas de viñedo, todo él con formación en espaldera y dotado de riego por goteo.




La primera añada de los vinos elaborados con la marca “Toros de Guisando” es la 2008 y sale al mercado con una producción de unas 15.000 botellas, elaboradas con Syrah, Cabernet sauvignon y Merlot, una apuesta diferente en una comarca donde predominan otras variedades
En el año 2010, se construye la bodega en la propia finca Fuentegalana y es cuando toda la familia Carrillo decide formar una Sociedad Limitada para la elaboración, embotellado y comercialización de los vinos




Bodega Finca Fuentegalana, es una empresa constituida en el año 2010 por la familia Carrillo, para la elaboración y comercialización de los vinos elaborados con uvas procedentes de sus propios viñedos situados en el término municipal de Navahondilla, (Ávila), en las estribaciones de la Sierra de Gredos.
Al estilo de los viejos chateaux franceses, la Bodega se levanta en mitad de la finca, integrándose en el paisaje conformado por el viñedo. Es un lugar privilegiado, muy cercano al monumento histórico Toros de Guisando, donde Isabel I de Castilla fue proclamada como Princesa de Asturias el 18 de septiembre de 1468.

 
Precioso lago formado con las aguas de la Fuente Galana
 
Los viñedos con el Cerro de Casillas como fondo.

La bodega

La bodega se construyó en el año 2010 dentro de la finca que da el nombre a la misma, Fuentegalana, quedando totalmente integrada en el paisaje del viñedo.
El edificio, de dos niveles, ha sido diseñado bajo los parámetros de funcionalidad y la suma de calidad al producto final. Por eso, la construcción distingue dos amplias zonas principales, una paralela a la otra, y con una puerta que las vertebra.

La primera, dedicada a la elaboración con una cristalera que permite la actividad de la bodega durante el día con luz natural, además de permitir disfrutar del bello paisaje de la Sierra de Gredos.

 


La segunda de iguales medidas está compuesta de dos plantas, de las que la planta inferior está dedicada a la zona de crianza, mientras que en la planta superior se dedica a actividades auxiliares a la elaboración, zona administrativa y social.
 



También dispone de una sala dedicada a catas, para cursos formativos dirigidos a neófitos, iniciados y a las narices más exigentes, con el fin de hacer partícipes a todos ellos del disfrute del vino. Sus instalaciones son funcionales y siguen técnicas tradicionales mejoradas para poder garantizar el mayor respecto a los procesos de elaboración.




Elaboración
 
Con la calidad de la uva garantizada por el trabajo en el campo, el proceso en la bodega se inicia con acto de convivencia entre los métodos tradicionales de elaboración, el servicio de la tecnología y una nueva forma de entender el mundo del vino.

Pasamos mucho tiempo observando en el campo, el comportamiento y evolución de la viña y durante no menos de un mes antes de vendimias, se realizan numerosos controles en cada parcela, analizando la evolución de los racimos y estudiando su maduración. Así, tras un estricto control de maduración se marca la fecha del inicio de la vendimia. Nuestras vendimias son manuales.



Las uvas se trasladan en cajas perforadas y apilables de quince kilos de capacidad, que aseguran que la uva llegue en perfecto estado a la bodega. Es aquí donde se hace una primera selección al recolectar solamente aquellos racimos que cumplan nuestros criterios de calidad. La vendimia llega a bodega muy rápidamente, pues toda nuestra uva se produce en nuestras fincas, situadas en los alrededores de la bodega.

Ya en bodega realizamos una segunda selección previa al despalillado donde separamos los racimos o partes de los mismos defectuosos, tales como bayas inmaduras, podridas, pasificadas, etc. que pudieran rebajar la calidad de la vendimia recibida en la mesa de selección.



Una vez despalillada, la uva se lleva por gravedad, a los depósitos de acero inoxidable y alguno de hormigón donde fermentaran de manera espontánea a partir de las levaduras naturales que contiene la propia uva. Las variedades se elaboraran por separado para comprender mejor lo que nos ofrece cada parcela y variedad. Así, previamente se hará un prefermentación en frío y posteriormente una fermentación a partir de las levaduras naturales que contiene la propia uva. Durante todo el proceso de fermentación se controlará la temperatura y se hará un exhaustivo seguimiento del vino hasta el momento de descubarlo.

La fermentación maloláctica tiene lugar ya en barrica o en los depósitos de acero inoxidable en función del destino del vino.



Cuando el vino entra en contacto con la barrica de roble, ya se han determinado muchas de sus propiedades. A partir de este momento no hay prisa, será el vino el que, en su propia evolución al cobijo de la madera, marcará los tiempos y establecerá el momento exacto en el que ha de ser llevado a la botella.

El proceso de crianza en Fuentegalana se lleva a cabo en la misma bodega, en barricas de roble francés y americano, hasta que alcanzan la madurez óptima para su mezcla o coupage, según variedades y parcelas, y su posterior embotellado.



Tratamos de combinar la sabiduría de los métodos tradicionales y la efectividad de las herramientas de la enología moderna para, en función del tipo de vino que buscamos en cada parcela, desarrollar también un proceso de elaboración diferente. Así, dependiendo de la añada y del tipo de vino a obtener, modificamos la elaboración para buscar la selección más adecuada.

Los vinos elaborados en “Finca Fuentegalana” son un referente de calidad y están avalados por el trabajo de un equipo familiar. Son vinos tintos profundos, complejos, reflejo de nuestra tierra. Podemos hablar de auténticos vinos de pago o de finca.



Juan Ramón junto a su hija Cristina, licenciada en Ciencias Químicas y enóloga de la bodega

Variedades
 
En Bodega Finca Fuentegalana hemos decidido apostar por cuatro tipos de uvas que consideramos son idóneas para la elaboración de excelentes caldos.


Tienda dentro de la bodega donde se pueden adquirir los vinos.

Son variedades innovadoras en esta zona del Alberche, que junto con las diferencias de temperatura que existen en la zona aportan un carácter especial y vigoroso a nuestros vinos.

Nuestras variedades son: Syrah, Cabernet Sauvignon, Merlot y Tempranillo.
 




Zorro Corredero
Datos:Web de Fuentegalana http://www.fuentegalana.com/
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

lunes, 28 de enero de 2013

Concurso: Tres errores para descubrir en Cadalso ( 7º y último )

Concurso: Tres errores para descubrir en Cadalso (7)


Concurso: Encuentra los tres errores
Si observas esta imagen con detenimiento, y conoces Cadalso a la perfección, podrás apreciar que existen tres errores. Es fácil, sólo tienes que pensar un poco, y como último recurso darte un paseo por la zona para así localizar los tres errores. Reconozco que esta vez es muy difícil...pero.

Si crees que lo sabes, envía tu mensaje al Zorro Corredero, y si eres el primero en acertar te llevarás un cd con música de bandas sonoras cedido por Bitakora.





Pero si no tienes ganas de escuchar música, puedes canjear el cd por unas cañas en el bar que tú elijas de Cadalso.
Bodegas Alberto Ayuso patrocina este concurso, donando tres botellas de sus vinos para los tres primeros acertantes. Los agraciados podréis retirar las botellas en la propia bodega o en casa del Zorro Corredero.

Bodegas Alberto Ayuso (Tlfno. 620 25 24 50)
Camino del Piquillo, 53
Cadalso de los Vidrios
Madrid
(Sábados y Domingos)
Participa y que la suerte te acompañe.
Solución al 7º Concurso de los tres errores.



Falta la cabina, un adorno de la fachada del cuartel y sobra la columna de la izquierda.


Sólo ASI parece que ha acertado.


Anónimo dijo...
En realidad en esa foto no hay tres errores sino cuatro; Los pilares de arriba estan imcompletos (LOS HAN CORTADO)los tresprimerosy el ultimo de abajo (las ventanas de la izquierda hay 5 cuando en realidad son 4) falta la cabina de tlf y en el monolito hay una columna de mas .Con lo cual si se cuenta la cbina de tlf son 4 los errores . A,S.I.