Somosierra

Abedular de Canencia

lunes, 1 de junio de 2015

Cuando desperté....Benasque






Cuando desperté todos mis temores se habían desvanecido, sólo me llegaban los olores amables del bosque, sólo los murmullos de las hojas amasadas por el viento, el lejano beso del río a sus piedras, los crujidos leves de las ramas y sus años, entonces tuve una inmensa alegría por estar vivo, y me supe más en el centro de la vida que nunca.


Benasque 1 de abril de 2015       


Zorro Corredero
Fotos: Archivo fotográfico Pedro Alfonso                                                                                            

2 comentarios:

Anónimo dijo...


Muy chulo Perico

Pedro Alfonso dijo...


Realmente el Valle de Benasque es una maravilla natural, y los Llanos del Hospital un lugar mágico, más cuando la nieve lo cubre.

Gracias.