la Jura de Guisando

la Jura de Guisando
El tratado de los Toros de Guisando tuvo lugar en el Cerro de Guisando junto a los toros del mismo nombre el 18 de septiembre de 1468. En dicho tratado el rey de Castilla Enrique IV reconoció y proclamó a su hermanastra Isabel I de Castilla como Princesa de Asturias, proclamación que la sirvió para ser reconocida como heredera de la Corona de Castilla y León.

Pinturas iglesia

Pinturas iglesia
En el año 1947 se realizan las pinturas del Altar Mayor, pinturas que los de cierta edad hemos conocido, el pintor se llamaba Félix y cuentan....

viernes, 7 de abril de 2017

Triacastela-Sarria. Camino de Santiago. Camino Francés


Camino de Santiago. Camino Francés


Triacastela-Sarria




Camino de Santiago. Camino Francés
Etapa 25 Triacastela-Sarria 18,5 Km



Es esta una etapa corta que nos servirá para caminar tranquilos y poder disfrutar de los paisajes que se abren a los peregrinos a medida que avanzamos por estos parajes con robles carvallos centenarios y aldeas que nos reciben con las manos abiertas y ese aire rural y milenario que acontece en esta parte gallega del Camino de Santiago. A la salida de Triacastela tenemos dos opciones, una por el Monasterio Benedictino de Samos, la otra por San Xil y las pequeñas aldeas que encontramos a nuestro paso una vez superado el Alto de Riocabo. Decir que ambas son seductoras, pero como al día anterior realizamos una visita a Samos, esta vez elegimos la ruta de San Xil, cargada de parajes y rincones deslumbrantes que calan hondo en la intimidad de los peregrinos, lugares que por su aspecto parece que se hayan detenido en el tiempo y en la historia, 
A la salida de Triacastela una indicación nos dirige a Samos o San Xil, cruzamos la carretera de Samos y por una vereda que enlaza con la carretera de San Xil, un pequeño caserío de gran belleza, comenzamos la subida al Alto de Riocabo, puerto que se sube sin dificultad entre robles y castaños por una estrecha vereda alfombrada de hojas que nos lleva hasta una fuente que está decorada con una gran vieira, llueve incesantemente, pero hay que seguir adelante. Cerca de la fuente de la vieira la carretera de San Xil va paralela a nuestro camino. Una vez en el alto las flechas amarillas nos indican sin posibilidad de perdida la ruta hasta Montán y Fuentearcuda, a cuya salida un camino envuelto en castaños y robles nos lleva hasta unos hermosos prados antes de llegar a Furela.
Furela es el único lugar de esta etapa donde podemos encontrar un lugar para tomar algo antes de Sarria, así lo hacemos y tras un reposo no muy prolongado continuaremos hasta la aldea de Calvar que parece se levanto sobre un antiguo castro. Desde aquí a Sarria sólo quedan unos cuatro kilómetros que prácticamente discurren por un camino paralelo a la carretera, casi al lado de la cuneta.
Y ya Sarria, la población más grande del Camino, después de Santiago claro, que encontraremos en en tierras gallegas. Un castillo del siglo XIV y parte de las murallas nos recuerdan la celebridad que antaño tuvo, sin olvidar el aspecto medieval de su casco antiguo con calles estrechas y empinadas alrededor del ya mencionado castillo. Y tal vez para los peregrinos cadalseños que atravesamos esta ciudad lo mejor sea el encuentro con Antonio "El Lucero" un cadalseño que eligió esta tierra para vivir y al que encontraremos en su tienda de bicicletas Dos Ruedas, en pleno Camino de Santiago.  



    Triacastela

    Puerta de Triacastela

    A Balsa


    Capilla cerca de San Xil


    Fuente Os Lameiros



    San Xil



    Robledal de Montán


    Fontearcuda


    Furela



    Pintin


    Aguiada

    Aguiada



    Antonio "El Lucero" en su tienda de Sarria  

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

12 comentarios:

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

Pasando por Triacastela
de Santiago voy camino,
y es mi rumbo Compostela
pues ando tras de una estela
una meta y un destino.

Pedro Alfonso dijo...

Gracias Saturnino, tú siempre atento para plasmar la belleza de cualquier lugar en tus poemas.

Abrazos

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

En Sarria no hallé hospedaje
ni hostal,ni fonda, ni hotel,
me demoré entre el paisaje
cubierto por el celaje,
de aquel gallego vergel.

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

CAMINABA EL CAMINANTE
A don. Antonio Machado

Caminaba el caminante
por camino solitario,
en día de vendimiario
pasito a paso adelante.
De pronto un acompañante
incorpóreo llegó
y con él se emparejó,
y él, que hablaba en soliloquio,
fue y estableció un coloquio
con Dios que le acompañó.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

Arzúa parada y fonda
yendo de Palas de Rei
Santiago acoge a tu grey
pues su fe es profunda y honda.
Por entre gallega fronda
discurren los peregrinos
cruzando arduos caminos
en pos del Patrón de España
que cruzan río y montaña
por besar sus pies divinos.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

ME DICES SIEMPRE ENCANTADA

Me dices siempre encantada:
"¡Qué bien a la letra rimas,
cómo la pules y limas
dentro del verso engastada!".
Toma pues mi enamorada,
con laurel, mirto y canela
a la luz feble de vela
cuando apunta la mañana
con mi beso en la ventana,
te regalo una espinela.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

QUIERO QUE MI VERSO FLUYA

Quiero que mi verso fluya
como el caño de una fuente,
con un mensaje consciente
que haga pensar y no influya.
Ser manantial y que afluya
con la fuerza de un torrente,
pero luego evanescente
entre el pueblo se diluya.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

ESTÁ CAYENDO MI VERSO

Está cayendo mi verso
sobre el blanco de un papel
que mitigue el mundo cruel
de otro ser con quien converso.
Y lo rimo puro y terso
como bálsamo en tu herida,
y para tu alma encendida
es el crisol de mi verso.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Anónimo dijo...

Con que ilusión hicimos ese primer tramo, para nosotros, del camino

Mercedes Tejedor Blanco

Pedro Alfonso dijo...

Grandes recuerdos y entrañables momentos los que hemos pasado juntos, eso jamás se borra. Kisses.

Anónimo dijo...

Etapa tranquila pero una vez más llena de encanto

Nely Aguilera Herrera

Pedro Alfonso dijo...

Así es Nely, porque a partir de Sarria la cosa cambia, no el paisaje que sigue siendo espectacular, como todo el Camino, sino por la gran cantidad de gente que comienza desde aquí a caminar hasta el final en Santiago. Un saludo.