Monton de trigo

Cadalso Cristo

miércoles, 26 de julio de 2017

Las cigüeñas de Cadalso


Las cigüeñas, cadalseñas desde hace años






Cada año las cigüeñas llegan a Cadalso para reproducirse y de esta manera perpetuar la especie. Un día sin avisar vemos a una cigüeña que sobrevuela nuestras casas y se aproxima al nido que hay en la torre de la iglesia, es el macho que siempre llega con unos cuantos días de antelación para ver el nido y tomar posesión de él, porque como ya sabéis las cigüeñas cada año anidan en sus viejos nidos, quiere esto decir que las cigüeñas que vemos volar cada año son las mismas de siempre, así durante años. Curioso no?



Por lo general las cigüeñas llegan a España entre mediados de noviembre y finales de febrero aunque a veces dependiendo de la climatología de la zona pueden adelantarse o atrasarse hasta un mes, pero por lo general casi todas llegan a mediados de enero o principios de febrero, tiempo frío a veces que en más de alguna ocasión han tenido que aguantar alguna nevada. La pareja vuelve cada año a su mismo nido, donde en ocasiones es lo único que las une al lugar donde llegan criando varios años, pues por lo general deben desplazarse muchos kilómetros para buscar el alimento necesario para sacar adelante a sus crías. Es muy normal que al principio tengan que defender su nido y las zonas próximas a ellos donde se suelen posar de las  de las cigüeñas jóvenes, ya que estas intentarán ocuparlos. Seguramente que al principio de su llegada habéis visto y oído crotoreos y picotazos en vuelo para intimidar a las nuevas.



El nido lo comienzan a construir nada más llegar, participan tanto el macho como la hembra, siendo el macho por lo general el encargado de traer los materiales y la hembra de colocarlos. Las de Cadalso más que construir lo que hacen es reparar el nido cada año, ya que siempre es el mismo, motivo este por el que se van acumulando materiales cada año que pueden llegar a acumular muchos kilos de peso con el consiguiente peligro de caer. Hay nidos que pueden llegar a tener 2 metros de altura y pesar 400 o 500 kilos. El de Cadalso de momento es algo menos pesado.
Las puestas suelen hacerse entre mediados de febrero y mediados de abril, dependiendo de la zona y la climatología. A veces los pollos ya están nacidos en Cadalso y todavía los están incubando en Rascafría zona donde el tiempo es mucho más frío.


En Cadalso suelen tener dos o tres pollos, pero en otros lugares pueden tener hasta cinco y seis. Los huevos los ponen de uno en uno cada dos días y nada más terminar la puesta comienzan con la incubación que suele durar unos 33 días, participando tanto el macho como la hembra.
Pasado este tiempo los huevo eclosionan al rozar los pollos el interior del huevo con su pico, haciendo un pequeño agujero y después rompiendo la cascara por la mitad, siendo curioso que nacen según la puesta y con los dos días de diferencia, es decir, en el mismo orden que fueron puestos.
Los primeros días los pollos tiene el plumaje blanco y luego ira cambiando a color negro. También las patas y el pico lo tiene de color negro al principio y más tarde se les pondrán de color rojo como a los adultos. En unos 35 días, algunos antes, ya se ponen de pie, y a los dos meses ya descansan sobre una pata. Durante el tiempo que reciben alimentos los padres nunca abandonan el nido, así mientras uno busca alimento el otro permanece en el nido.



En cuanto los pollos tiene todas las plumas comienzan las practicas de vuelo, aleteando y elevándose unos centímetros del nido, mientras los adultos vuelan y les incitan a volar. En pocas semanas los pollos se convertirán en cigüeñas con plumaje y color idéntico a sus padres.
Y para terminar decir que la Comunidad de Madrid instaló 171 nidos entre los años 1984 a 1993, de los cuales sólo 71 fueron ocupados, entre ellos los de Cadalso, Cenicientos, San Martín y Pelayos, no teniendo éxito los de Villamanta, Rozas de Puerto Real o Aldea del Fresno. 




Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

11 comentarios:

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LAS CIGÜEÑAS DE LA TORRE

Cigüeñas en la torre
que habitáis el campanario,
blancor y negro sudario
por el que el tiempo no corre.
Vuestro plumaje recorre
con las alas desplegadas
a Cenicientos aladas
haciendo tañer los picos,
aleteo de abanicos
de su iglesia enamoradas.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

BANDADAS DE GOLONDRINAS

Bandadas de golondrinas
en los alambres posadas,
contemplan las alboradas
de nuestras Peñas alpinas.
Convertidas en madrinas
de torre y de campanario,
mandaderas de su horario
vinculan cuantos momentos,
van marcando a Cenicientos
en su acontecer diario.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

DE GOLONDRINAS UN NIDO

De golondrinas un nido
que en el establo se hallaba,
viendo al Niño que mamaba
supieron su haber nacido.
Y con el tiempo cumplido
formaban las golondrinas,
como santas peregrinas,
parte de la comitiva
que a Jesús lleva cautiva
despojándole de espinas.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LOS TORDOS

Tordo de fina cabeza
y rotundo culo gordo,
tu gorjeo deja sordo
sin precisar tu certeza.
En ti no cabe flaqueza,
te teme el aceitunero
desde noviembre hasta enero,
y posado en el alambre
matas a su costa el hambre
de pájaro en el sendero.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LOS JUNCOS DE LAS JUNQUERAS

Los juncos de las junqueras
del arroyo del Juncar,
forman la piedra angular
que concentra las regueras.
Forman vados y riberas
y de yerbas acirates,
que mansiones son y arriates
donde los abejarucos
hacen nidos con estucos,
joyas de muchos quilates.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LA URRACA

Un muchachito atrapó
una urraca en su ballesta,
y la cogió por la cresta,
y al momento desplumó.

La pobre urraca quedó
como el culo de un bebe,
y se preguntaba "¿Qué?
"¿Que demonios me pasó¿".

El muchachito intentó
hacer volar a la urraca
y a golpes con una estaca
a la picaza atontó.

A la urraca contempló
allí postrada en el suelo
y al no remontar el vuelo
en su casa la encerró.

Y en la jaula la internó
y allí la fue alimentando
y su plumaje iba echando,
y paulatino creció.

La urraca se enfureció
de verse en tan largo encierro
y el muchachito al destierro
la condenó y expulsó.

Esto a todos nos pasó
cuando nos traban con grillos
que aun siendo áureos los brillos
nuestro espíritu voló.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

EL TIEMPO PODRÁ PARARSE
Madrigal

El tiempo podrá pararse
y cesar el tic-tac de los relojes,
podrá quemarse el grano de mis trojes
y mi amor por ti aventarse.
Pero serás sola tu quien quien lo avente
empuñando un bieldo helado,
y esparciendo en un halo incandescente
mi corazón calcinado.
Podrás interponer una distancia
levantando un muro frío,
pero el huerto guardará tu fragancia
impregnada en el rocío.
Y podrás ser gacela y pasearte
entre los sauces del río,
pero que yo por fin ceje de amarte
¡es imposible amor mío!

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Anónimo dijo...

Pero creo que ya sean ido

Ana Diaz

Pedro Alfonso dijo...

Si, se han ido hace ya algunas semanas.

Anónimo dijo...

Störche fliegen...

JGabriel Storch de Gracia

Pedro Alfonso dijo...

Si señor, störche fliegenen en la torre de la iglesia de Cadalso