Museo Etnológico de Cadalso CASA CORREDERA

Museo Etnológico de Cadalso CASA CORREDERA
Una visita al Museo Etnológico de Cadalso de los Vidrios que no te defraudará. Encontrarás aquellos antiguos objetos de otro tiempo, aperos de labranza y mucho más. No dejes de visitarlo porque en él verás reflejado otro tiempo y otras formas de vida de nuestros antepasados cadalseños. ( Pincha en la foto para entrar.)

Asociación Amigos del camino de Santiago de CADALSO DE LOS VIDRIOS

Guille El Gachas

CADALSO DE LOS VIDRIOS

CADALSO DE LOS VIDRIOS
VISITA TURÍSTICA A CADALSO DE LOS VIDRIOS ( Pincha en la foto para conocernos )

lunes, 22 de septiembre de 2014

Pregón de las Fiestas 2014 de Cadalso de los Vidrios por Felipe Cartas



A las buenas noches. ¿Cómo lo llevamos?

Alcaldesa, representantes del pueblo, cadalseñas y cadalseños, convecinos de otros países, visitantes y visitantas. Con vuestro permiso.
Hace un mes, este ayuntamiento me propuso una nueva aventura: ser el pregonero de las fiestas patronales de la Muy Leal y Noble Villa de Cadalso de los Vidrios, en honor del Santísimo Cristo del Humilladero. Con orgullo he aceptado este privilegio, aun sabiendo que mi sitio está ahí abajo, con las peñas, mamando fiesta. El cuerpo me pide lanzar ya los vivas al viento, os lo aseguro, pero si me aguantáis cinco minutos más, quisiera compartir con vosotros una ronda de sentimientos. Yo invito.

A mediados de los ochenta, encontré Cadalso persiguiendo un sueño que no alcancé. A cambio, despertó en mí una admiración profunda por un pedazo de tierra muy desconocida de la geografía madrileña. Pasaba muchas horas en la sierra, por Fuente Lazna, asombrado de poder encontrar tanta belleza y paz. La naturaleza de Cadalso me cautivó. Me acercó al cielo la Peña Muñana, exploré el camino de Tablas, perdiéndome por su generoso bosque, deleitándome con el sonido del agua que el Tórtolas acuna en su valle.
Así, comenzó mi idilio con nuestra bonita aldea, con su arraigada cultura, con su memorable historia, con sus recias gentes. Acompañado de mis ruidosos bastones, daba largos paseos por sus calles, muy diferentes a las de hoy. Las callejuelas, las plazolillas, las casas de adobe y piedra, el olor a pueblo serrano, me confortaba tanto como la familia, a la que debo la oportunidad de recorrer este camino junto a vosotros. Gracias Conchi. Gracias Patricia. Os quiero. 
Más tarde, mi profesión me permitió conocer en profundidad toda la sierra Oeste de Madrid. Posee unos recursos asombrosos: culturales, patrimoniales, medio-ambientales y humanos. Vi crecer a los pueblos y a las personas, en tamaño y en calidad. Yo, elegí Cadalso.
Me conmovía ver a los paisanos subir la cuesta de Tórtolas en sus borricos, desafiando al progreso con su carga de compañerismo. Veía amanecer por la Peña y esconderse el sol por Lancharrasa, tiñendo el cielo de unos colores inolvidables. Todos los días, me sorprendía descubriendo un insecto diferente, un pájaro desconocido para mí al que no atemorizaba o un trozo de tierra perfumado de vida. Aquí, tirado en esta maravillosa tierra, comprendí que no nos pertenece, que formamos parte de ella y que si la maltratamos, nos maltratamos a nosotros mismos.

Nos os voy a decir que todo fue bonito. Ni mucho menos. Pero tuve la suerte de disfrutar pronto de una de las mejores cualidades de Cadalso: su hospitalidad. Cariño sincero y amistad son sus ingredientes principales, como me sigue demostrando nuestro vecino Juanjo. Recibía de vosotros mucho más de lo que yo podía devolver. Afortunadamente, el deporte me permitió saldar una parte de esa deuda, pregonando en todos los foros que era de Cadalso, que vivía en Cadalso. Siempre he dicho que aquí no solo tengo mi hogar, tengo mi vida. Vivo con especial intensidad todos los minutos del día con mis plantas, con mi gente.  Con pasión, como lo hacen los soplones en sus fiestas populares.

¡Vaya ambientazo!. Las fiestas del Cristo, el Hornazo, el ancestral carnaval, sus grupos de coros y danzas, su popular afición por el arte de la música, forman parte de mi álbum de mejores recuerdos.  He tenido la suerte de disfrutar de muchas fiestas en los sitios más variados. Quizás sea el cariño, pero las de aquí, sin duda, están entre las mejores. Hace años, envidiaba desde la grada el deambular de las bulliciosas peñas, la sana alegría que desbordaba las calles o el campo en la romería, la convivencia desafiante de varias generaciones de cadalseños. Siempre en la calle, compartiendo cualquier comentario o una risa solo por el placer de hacerlo.  El humor sin sentido, solo gozado.
No hace mucho tiempo, Juanjo me animó a conocer su peña. Para mí era un duro lance, por mis condiciones físicas y porque apenas conocía a dos o tres personas. Es difícil trasmitir las intensas emociones que atesoré durante cinco días por las calles de Cadalso. Descubrí que todo el pueblo era mi casa, con puertas y sin puertas, envolviéndome en una protectora piel de solidaridad y diversión. Eso es lo que hacen excelentes a las fiestas de Cadalso: la tolerancia, la integración, la convivencia y la abundancia de alegría.

Por eso mismo, debo acordarme ahora también de aquellos que no lo están pasando bien. Vivimos una época de ensañamiento de los poderosos con los débiles, de recortes de derechos sociales, laborales, sanitarios y educativos, de desprecio a los valores de justicia e igualdad reclamados por el pueblo. Os deseo, tesón y fuerza. Para vosotros también es esta fiesta, nuestra fiesta. Debe ser una trasgresión del orden cotidiano, una excursión en la dura prueba de sobrevivir con dignidad. Porqué así son las fiestas del Cristo: una experiencia caótica y efervescente, una terapia regeneradora del espíritu. Los problemas no se van, pero se asustan de las risas esperanzadoras. Os lo digo por propia experiencia. Y si no, les damos bullerengue.  Se desvanecen momentáneamente las fronteras sociales, ideológicas o morales. Es pública, es de todos, por eso perseguimos el mismo objetivo. El espíritu que me trasmitió otro buen amigo y un Gran Muñanero,  Paco Pirata. Poco después de abrirme los brazos de la Muñana, me dijo: en la peña, queremos divertirnos divirtiendo a los demás. Yo, acepté el reto… y así me va. Cuando acabaron las fiestas del Cristo de ese año, entendí lo que significaba: libertad con respeto, empezando por nosotros mismos.
Quiero mandar un fraternal abrazo a las peñas, con achuchón incluido a las veteranas: mi querida Muñana, Las Cadalseñas, Los Demás y Los Colegas, Ma… tú verás, cabalito y La Cinta.  Son el aliento de estas fiestas, o el alma si os gusta más. Sus aparentes excesos, su ruptura de normas y códigos, su desprecio por la tristeza y la melancolía, me han llenado las alforjas de ganas de vivir y luchar. Cada sorbo que dan es una declaración de amor a Cadalso y un brindis a la amistad, envuelto en una humeante nube de alegría.   (Compañeras, compañeros, os animo a mandar ahora mismo un Wassap a los amigos, a la familia, un recuerdo a los seres queridos que hoy no pueden estar con nosotros, un tuit, a colgarlo del muro: “Han empezado las fiestas de Cadalso. Enhorabuena. Estás invitado a reír”. Que se note, como en navidad. A ver si colapsamos la antena). 

Gracias Cadalso. Gracias por ayudarme a crecer, por no temer la diferencia, por acogerme. Entre vosotros llevo media vida. La otra, la reparto entre Aranjuez, donde nací y viví hasta los 17 años y Vallecas, puerto de mar, donde formé una familia y aprendí mucho de lo que sé. Aquí, inicié un nuevo proyecto de vida cuando lo único que me sobraba era ilusión. Gracias a muchos de vosotros, los achaques de la edad y la salud, se han disfrazado de fiesta, de alegría, de inclusión, de esperanza, de rock&roll.

Y para acabar, deciros que es otro honor poder veros por fin la cara a todos. Ya estaba harto de ver solo cogotes todos los años desde la silla y un deseo, con cariño y respeto, a los que tienen problemas laborales: “El que no esté colocao, que se coloque como pueda”,  y a todos  “felices fiestas.... y al loro”.

¡¡¡¡Viva Cadalso de los Vidrios!!!!!
¡¡¡¡Viva las Cadalseñas y los Cadalseños!!!!!
¡¡¡¡Viva las fiestas del Cristo del Humilladero!!!!

SALUD Y TIERRA






Hace años que conozco a Felipe, siempre le he admirado y considerado como gran persona y excelente comunicador. Unos días antes de las fiestas me comentó su designación como Pregonero de las Fiestas de Cadalso 2014, y con esa alegría que siempre su rostro transmite, mantuvimos una corta conversación sobre el tema, cosa que le tenía algo nervioso por el momento y por la situación allá arriba en el balcón mientras todos le miraban desde abajo y escuchaban. Yo tenía la seguridad de que esos nervios no eran tal y que lo iba a hacer como él es, es decir con sencillez y sobrada palabra, y así fue la noche del pasado 13 de septiembre cuando Felipe apareció y nos soltó un pregón cargado de sentimientos y amor a Cadalso, cosa que todos los que le conocemos sabemos que procesa desde que llegara a este pueblo. 
Amigo Felipe te deseo lo mejor en todo y para toda tu familia, este pueblo ya era el tuyo desde hace años, pero ahora es mucho más y tú ya formas parte de nuestra historia y de nuestra vida.

Un abrazo, siempre salud y amistad compañero.

Pedro Zorro Corredero  

viernes, 19 de septiembre de 2014

Misses Fiestas del Cristo 2014 de Cadalso de los Vidrios



Misses Fiestas del Cristo 2014 




En la crónica de las Fiestas del Cristo 2014 no podían faltar las Misses, así que aquí están para perpetuidad las tres agraciadas con este titulo que desde hace décadas vienen recibiendo las chicas guapas de Cadalso.

Miss Cadalso: Alba Cordero
Reina de las Fiestas: Ana Baquera
Miss Turismo: Gema Herradón

Mi enhorabuena a las tres y a sus familias.

         Miss Turismo. Gema Herradón

    Miss Cadalso. Alba Cordero

    Reina de la Fiestas. Ana Baquera

                               Ana
                               Gema
                            Alba


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

jueves, 18 de septiembre de 2014

La saeta del Cristo del Humilladero de Cadalso


¿Quién me presta una escalera para subir al madero y quitarle las cadenetas al Cristo del Humilladero?

Y dijo una voz popular: ¿Quién me presta una escalera para subir al madero para quitarle los clavos a Jesús el Nazareno? Como en la saeta que Antonio Machado escribiera en 1914, también en Cadalso se podría comparar, dentro de nuestra humildad, la saeta con lo que aquí ocurrió en la procesión del Cristo del Humilladero.




Al pasar por una de las calles, el madero de Jesús se enganchó en unas cadenetas y ante la presión que producían  hubo que parar, pero en cuestión de segundos, un hermano de la Hermandad se elevó hacia el madero y agarrado a nuestro Cristo intentó librarle de las cuerdas, fue entonces cuando el valiente liberador solicitó algo para poder llegar hasta lo más alto del madero. 




Sólo pasaron unos segundos hasta que alguien le presto no una escalera como dice la saeta, sino un bastón o garrote para así evitar la altura y con el liberar al Cristo de las cuerdas. Una vez liberada la cruz, la procesión siguió calle adelante. 




El hermano Ernesto descendió del madero agarrado al Cristo y a la cruz liberada con la satisfacción de haber cumplido una buena labor. Esto que aquí se relata viene acaeciendo desde hace años, pero más que un imprevisto en la procesión se le podría calificar como una acción de liberar al Cristo del Humilladero de su cruz, de lo que le impide seguir adelante, y para lo que todos los cadalseños-as estamos comprometidos.





¡Cantar del pueblo cadalseño
que todas las fiestas del Cristo
anda pidiendo bastones 
para liberar a la cruz! 





Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso


miércoles, 17 de septiembre de 2014

La Procesión del Cristo 2014 en Cadalso de los Vidrios.





Es 14 septiembre de 2014, hoy es el día del Cristo, la fiesta más importante de Cadalso y el momento más importante de todos los cadalseños y cadalseñas que una vez más se sienten atraídos por sus fiestas y por ese Cristo que abraza a todos desde siempre. La Sierra de Lancharrasa parece que también está de fiesta y luce un esplendido color en este importante día.




La iglesia se va llenando, hay que coger sitio, luego sino tendrás que estar de pie y cansa, así que lo mejor es madrugar un poquito y tomar asiento para ver todo perfectamente y para sentir mucho más cerca el calor de ese Cristo al que todos queremos y al que siempre nos hemos dirigido y apoyado cuando lo hemos necesitado. Es nuestro Cristo, el Cristo de los cadalseños y cadalseñas de ayer y de hoy, y también lo será de esos niños cadalseños que son el futuro de nuestro pueblo.


    Un recuerdo para Reimunda Sandurde que este Cristo lo está pasando en el hospital.


Todo está a punto de comenzar, la misa nos ha concedido esos momentos de paz interior que siempre necesitamos y tanto bien no proporciona, es la hora de la Procesión del Cristo, el momento más esperado del año, la banda está preparada, todo el mundo espera la aparición del Cristo, y es en este momento cargado de fe, de amor y de cadalseñismo cuando el Cristo aparece y suena el himno nacional, entonces sentimos las emociones, los recuerdos, el sentimiento de se cadalseño y la pasión por volver a vivir un año más nuestras fiestas del Cristo del Humilladero.






La calles van viendo pasar la procesión, la banda lanza al viento notas de amor que se mezclan con el alboroto popular, a veces algo exagerado, pero casi imposible de eliminar. Son momentos difíciles de explicar, no se, tal vez hay que ser de aquí pera sentirlo, pero lo cierto es que uno está como ensimismado con todo lo que acontece durante el recorrido de la Procesión del Cristo por las calles de Cadalso.






Las mises, la banda, las autoridades, el pueblo y todos aquellos que durante estos días nos visitan, caminamos alegres, no todo lo silenciosos que debiera ser, pero es la alegría desbordante, el recuerdo emocionado de algún familiar o amigo que ya no está, el encuentro con ese paisano que no vemos desde hace tiempo, porque hoy es el día que mas cadalseños y cadalseñas vienen para encontrase con su Cristo y con su gente. Es una sensación de cercanía con todos que no se repite en todo el año, es un acercamiento a nuestro Patrón que hoy es más vivo que nunca y es una forma de arropar al Cristo y a la vez a nosotros mismos como nunca lo hacemos durante el resto del año.






Impresionante la imagen del Cristo del Humilladero a su paso por las calles de Cadalso. Acogedor momento el que nos proporciona ese Cristo que mira por nosotros durante todo el año, pero que a veces nosotros dejamos de sentir su presencia a pesar de tenerle ahí mismo. Todos los días deberían ser el DÍA DEL CRISTO, estoy seguro que de esta manera seríamos mucho mejor personas, más cercanos a los problemas de los demás, más unidos en todo lo que nos acontece, bueno y malo, sencillamente más humanos
.
Esta imagen del Cristo de Cadalso esta dedicada a todos los que no han podido venir a Cadalso estas fiestas, porque también ellos aman al Cristo del Humilladero y echan de menos Cadalso, sus fiestas y sus gentes. Un abrazo a todos estéis donde estéis.





Atrás quedan las Casas Nuevas, la procesión entra en la calle Real donde los balcones se engalanan con banderas, mantones e imágenes del Cristo, todos viven el momento, unos a pie siguiendo la procesión y otros desde los balcones, es la imagen de toda la vida, sólo cambian las personas







Calle Real Abajo la procesión se ensancha, perece que se avance más, ya se ve la casa Consistorial del pueblo situada en la Plaza, lugar de encuentro en otros tiempos y en otras fiestas, hoy todo o casi todo ha cambiado y ya no disfrutamos de aquellas pólvoras de árboles pirotécnicos que durante años, tal vez siglos, aquí se celebraban, tampoco hoy la procesión atraviesa la Plaza camino de la Corredera como antes lo hacía para por la estrecha calle de la Sangre y la Plazolilla volver de nuevo a coger la calle Real. Yo debo ser un nostálgico, pero a mi siempre me gustó este recorrido y me gustaría que hoy se volviera a recuperar. Alguna vez lo he comentado y me dicen que la carroza no pasa por la antes mencionada calle de la Sangre. 





Cada uno vive la procesión a su manera, cada uno asume su sentimiento y lo demuestra como quiere, todo es respetable, como esta mujer que avanza descalza calle abajo sin importarle el duro granito de nuestra calle Real, es la fe lo que tal vez la mueva o simplemente su forma de vivir y sentir la procesión.





Muchos son los cadalseños y cadalseñas que acompañan al Cristo, aquí no están todos pero si una buena representación de personas de todas las edades y condiciones, porque si algo tienen nuestras fiestas y nuestro Cristo es ese nexo de unión que con toda seguridad nos atrapa cada año por estas fechas, influyendo en nuestras forma de ser y ayudándonos a ser mejores personas y cadalseños, aunque debería ser así todos los días del año.





Esta imagen es ya una clásica de la procesión del Cristo, los Salvajes, que por cierto nunca lo han sido, miran el paso del también su Cristo desde hace siglos, ellos son los guardianes de la calle Real y su silueta ha sido admirada por todos desde siempre. Ay! si los salvajes hablaran.....





Nuestros curas no podrían faltar a la cita, en medio se encuentra Don Carlos, recién llegado a nuestra parroquia y al que desde aquí quiero dar la bienvenida y desearle lo mejor y por muchos años en nuestro pueblo de Cadalso. No quiero dejar de hacer una mención a Don Jesús García Camón, que un año más ha estado entre nosotros y junto a su Cristo que también es el nuestro. Junto con mi gran amigo Balta nos hemos fundido en un abrazo y recordamos aquellos años de mediados de los 60 cuando éramos sus monaguillos. Gracias Don Jesús por volver cada año a Cadalso y compartir con todos nosotros este importante día del Cristo.






Nos acercamos al Hornabajo para tomar la Ronda de Madrid y subir por lo poco que queda de aquel terrible "Testero" hoy muy humanizado pero que cuesta subir y donde hay que empujar la carroza. La calle de Iglesia ahora está triste, hace años que el Cristo dejó de pasar, cosa que ni la misma calle entiende. 





Antes de la subida, la Peña Muñana asoma al fondo, es como si no quisiera perderse el momento y cada año esta imagen se repite, vamos que se diría que es un clásico de la procesión del Cristo. Desde aquí todos los fotógrafos aprovechan el paso para disparar sus cámaras desde la altura y dejar grabado para siempre este momento. Cuántas imágenes habrá de la procesión hechas desde aquí?


 



La procesión del Cristo de Cadalso contiene muchos secretos, de esos que anidan en el corazón de las personas con sigilo, son secretos que siempre desprenden recuerdos y pasiones, que unas veces vienen cargados de fe, otras de costumbre y no pocas de misterio, esos que llevamos dentro y que nunca dejamos que los demás conozcan. En realidad la procesión es un acto de fe, de amor, de costumbre, de tradición y en no pocas ocasiones de continuidad, si lo he oído muchas veces y vosotros seguro que también, son voces y sentimientos que nos dicen lo que debemos hacer y que casi siempre vienen dados por el recuerdo de algún familiar. Es una especie de llamada de los nuestros que ya no están y que nos invitan a seguir su tradición, unos asistiendo a la misa de diez como lo hacía su padre, otros intentando llevar al Cristo, otros pujando por los brazos, tocando en la banda, andando descalzos o asistiendo a la misa y la procesión porque son de la Cofradía del Cristo del Humilladero desde aquel lejano día en que sus padres le inscribieron. 





La sonrisa de las jóvenes mises me han vuelto a acompañar un año más, he sentido las notas preciosas que han salido de los instrumentos musicales de la Unión Musical de Cadalso y que un año más se han vuelto a perder en el cielo azul del septiembre cadalseño. He estado acompañado por mis paisanos, gente sencilla y acogedora, he notado la presencia de los seres queridos que ya no están entre nosotros pero que con toda seguridad hoy también están celebrando el Cristo en el Cadalso de Ariiba, he notado la cercanía del Cristo del Humilladero dentro de mi, me ha emocionado, he llorado , he recodado, he sentido, he vivido y he reído, que más puedo pedir, sólo una cosa, que el próximo año 2015 vuelva a estar entre vosotros y con nuestro Cristo en las fiestas de CADALSO y en la procesión del  CRISTO DEL HUMILLADERO.





Con la imagen del Cristo en la puerta de la iglesia, con la familia de nuestra alcaldesa Verónica ( por fin ) y con las mises de este año, que ya lo serán para siempre, se despide de todos vosotros este cadalseño que ama todo lo que suena y huele a Cadalso. Un abrazo. Felices Fiestas del Cristo y hasta siempre.





Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

martes, 16 de septiembre de 2014

Crónica de la Diana floreada del día del Cristo del año 2014 en Cadalso de los Vidrios


                                             Diana floreada del día del Cristo




Faltan unos minutos para que el reloj del Ayuntamiento comience a dar las campanadas de las nueve de la mañana del día del Cristo de 2014. Todo está listo para comenzar la "Diana floreada" y recorrer las calles del pueblo como es tradición desde hace tantísimos años.




Mientras los músicos preparan y afinan sus instrumentos, otros ya salen de comprar el pan, precavido que es uno, ya que luego pasa lo que pasa y te quedas sin pan, y claro, no es plan comer el día del Cristo sin pan.




Otros prefieren no perder sus costumbres y hasta en este día tan señalado de la función, montan su bici y se hacen un recorrido, esta vez más corto de lo normal, pero que no baja de los 60 kilómetros, ahí es na....y después la Procesión




Y a las nueve en punto, fijaros en el reloj del Ayuntamiento, las notas musicales comienzan a salir de los instrumentos tan bien acompasados de nuestros músicos y componentes de la Unión Musical de Cadalso.

La calle Real arriba recibe los primeros sones y algunos salen a escuchar mejor y a sentir un año más los sonidos del día del Cristo, los primeros, los que anuncian que el día ha llegado y que pronto comenzará la misa, la procesión, los toros, nuestras fiestas,




Ante la mirada atenta de algunos paisanos, la banda toma la Ronda de la Sangre para dirigirse a la Corredera, ese lugar mágico de Cadalso desde siempre.




La Corredera hace poco tiempo que dejo de latir, la orquesta de la pasada noche-madrugada todavía no ha terminado de recoger sus bártulos, ahora no queda nadie, sólo esos que a pesar de estar en fiestas también se esfuerzan por dejar todo limpio para este día del Cristo.




Han barrido todo los esparcido por el suelo, que era mucho, han regado la Corredera que ahora luce limpia y recibe a los músicos que entonan el "Quinto levanta", emoción, recuerdos, escalofríos y alguna lagrima que se escapa al paso por este lugar tan lleno de recuerdos, vivencias y personas queridas.




"Yo sólo salgo para ver a la música" y ahí está esperando que la banda pase dejando sus notas en el aire durante unos segundo, más abajo se irán perdiendo camino de la calle de la Sangre, que nombre tan bonito para una calle.





Al llegar a la calle de la Sangre unas vecinas esperan en sus puertas, aplauden y seguramente piensen; un año más, razón no les falta porque la vida pasa muy deprisa y los Cristos vuelan.





Por la Sangre a la Plazolilla de Arriba y de esta a la Plazolilla de Abajo donde también algunos han madrugado, para dejarse llevar y sentir ese ruido tan nuestro.





Estas pequeñas pero antiguas plazas están cargadas de añoranzas cadalseñas por todos sus rincones, son parte viva de Cadalso, ayer, hoy y siempre, son las dos arterias principales del Cadalso antiguo, del Cadalso de leyenda e historia de Castilla.




Al pasar por la Plazolilla de Abajo una niña sonríe y queda sorprendida por estos extraños personajes y el ruido que hacen, es probable que sea su primera Diana, es casi seguro que hoy a sentido sin saberlo la llamada de las fiestas, la voz de Cadalso, y serán muchos los años que tendrá la fortuna de volver a escuchar la música desde la ventana de sus casa, como otros muchos que también sintieron y vivieron este momento en otros tiempos.




Calle Carretas, calle Real, otros personajes de siempre, otros cadalseños con cara de sueño, la noche pasada fue larga, muy larga, pero que al escuchar se asoman al balcón y se emocionan, que saludan y ven pasar otra vez, otro Cristo más, a la banda de su pueblo.





San Ana, calle antiquísima cadalseña, calle cargada de cultura e historia, calle que hoy sigue viva gracias a otros muchos cadalseños que aquí viven y tiene su negocio. Son otras personas, pero las emociones son siempre las mismas, la ilusión y la alegría es compartida y en esa mano que saluda se aprecia el cariño, la amistad y tantas cosas que los años nos han dado.




Una parada antes de tomar la calle de la Iglesia, una imagen con el fondo del Palacio, que lugar y que sensaciones se tienen cuando la mirada se pierde en los muros del Palacio, en las piedras que desde hace siglos lo forman, que alegría haber acompañado a la banda de Cadalso un año más.





Y por la calle de la Iglesia tomamos rumbo a la Plaza, pasamos junto a la iglesia, preciosa, radiante de luz con los primeros rayos de este 14 de septiembre de 2014, fiestas de Cadalso, fiestas del Cristo del Humilladero, fiestas de todos los cadalseños y cadalseñas y de todos los que las quieran vivir.




Una foto desde el balcón, una mirada, y una enorme alegría la que despierta ver y escuchar un día como hoy a la banda de Cadalso durante la Diana floreada. Poca gente acompaña a la banda, nadie tiene ganas de "madrugar" en un día como este, pero puedo asegurar que merece la pena seguir los pasos de los músicos y disfrutar de estos escasos minutos por nuestras calles y con nuestra música. 





De nuevo la Plaza, una pieza más y a casa a prepararse para la misa y la procesión. Más tarde cuando el Cristo del Humilladero de Cadalso pase por las calles, cuando el gentío arrope la procesión y se vuelva a escuchar los compases de la banda de música, notaremos otras sensaciones, otra forma de vivir Cadalso, otra manera más de ser feliz con lo nuestro, que a veces es tan poco pero tan importante.




Gracias a todos los componentes de la Unión Musical de Cadalso por haberme dejado compartir este momento con vosotros, por emocionarme, por hacerme sentir vivo una vez más y darme la primera alegría del día del Cristo de 2014


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso